Estrategias para el control del crecimiento de hongos en alimentos para animales

  • Categoría de la entrada:Nutrición Animal

El crecimiento fúngico tiene una enorme importancia económica que resulta de las pérdidas de calidad y rendimiento de las materias primas, alimentos completos y productividad animal. Los hongos prosperan de forma natural en los diferentes eslabones de la cadena de producción (Ilustración 1) (cultivo, cosecha, elaboración de alimento y almacenamiento) si cuentan con condiciones ecológicas favorables (Figura 1) de temperatura, humedad relativa, pH, disponibilidad de nutrientes, oxígeno, daño de la semilla, interacción con otros factores bióticos, abundancia de hongos y esporas (Pawlowska, Zannini, Coffey y Arendt, 2012; Marquardt, 1996).

Ilustración 1 Eslabones donde pueden proliferar hongos

Un aspecto intrínseco del alimento que puede promover el desarrollo de hongos es la humedad y sus tipos, la cual puede ser libre o ligada. La cuantificación de la probabilidad de crecimiento de mohos y levaduras puede ser realizada mediante la medición de la actividad del agua (Aw), la cual permite conocer el estado de energía del agua en un sistema y describe la disponibilidad de agua para ser usada libremente; donde el valor máximo de Aw para prevenir la proliferación de hongos es de 0.6.

Figura 1 Esquema de los parámetros ecológicos que se relacionan con el crecimiento
fúngico y producción de micotoxinas. Adaptado de Marquardt, 1996.

En condiciones cotidianas es normal encontrar algunos de los factores que están involucrados en el crecimiento de hongos (Aspergillus, Fusarium y Penicillium, entre otros), por lo tanto, es importante tomar medidas de prevención asociadas al manejo, almacenamiento y utilización de inhibidores de hongos que eviten su proliferación (Lückstädt, et al., 2014)

Los principales efectos negativos de la aparición de hongos en el alimento de los animales se asocian con el deterioro de la calidad nutricional, ya que el crecimiento y proliferación fúngica requiere de nutrientes como carbohidratos, lípidos, vitaminas y proteínas, lo cual hace que disminuya la calidad nutricional de las materias primas y el alimento (Tabla 1). Adicionalmente, otro aspecto que va en detrimento de la calidad total de los alimentos balanceados se relaciona con la aparición de micotoxinas, las cuales son metabolitos secundarios de origen fúngico que afectan negativamente la homeostasis y el normal desempeño del organismo de los animales

En condiciones cotidianas es normal encontrar algunos de los factores que están involucrados en el crecimiento de hongos (Aspergillus, Fusarium y Penicillium, entre otros), por lo tanto, es importante tomar medidas de prevención asociadas al manejo, almacenamiento y utilización de inhibidores de hongos que eviten su proliferación (Lückstädt, et al., 2014)

Los principales efectos negativos de la aparición de hongos en el alimento de los animales se asocian con el deterioro de la calidad nutricional, ya que el crecimiento y proliferación fúngica requiere de nutrientes como carbohidratos, lípidos, vitaminas y proteínas, lo cual hace que disminuya la calidad nutricional de las materias primas y el alimento (Tabla 1). Adicionalmente, otro aspecto que va en detrimento de la calidad total de los alimentos balanceados se relaciona con la aparición de micotoxinas, las cuales son metabolitos secundarios de origen fúngico que afectan negativamente la homeostasis y el normal desempeño del organismo de los animales