Cosmética spin-off

  • Categoría de la entrada:Salud & Belleza

Cuando nos enfrentamos al reto de innovar, es usual caer en bench-markings que nos limitan al entorno cosmético. Empresas como L’Óreal, Shiseido, Amore Pacific, con el objetivo de lograr disrupciones, han implementado procesos de Spin-Off tecnológico: exploración de conceptos provenientes de otras industrias y campos de científicos, que puedan convertirse en soluciones únicas para el diseño de sus productos. Este sistema, desarrollado por la NASA, está llevando a la industria cosmética a adoptar tecnologías emergentes nunca imaginadas. Los invito a este recorrido por tecnologías spin-off que están impactando no solo el diseño sino también la evaluación y promoción de productos cosméticos.

Ingredientes

Cosmética molecular: el nobel de química Fraser Stoddart, diseñó cubos de tamaño molecular dentro de los cuales es posible depositar activos cosméticos. Además, estos cubos actúan selectivamente sobre moléculas proteicas y fragmentos de ADN.

Materiales Biogenéticos: la compañía SKIN46 ha desarrollado pigmentos a partir de carbón limpio extraído de cabello humano y animal. Actualmente son usados para hacer tatuajes y predicen que pueden ser usados para cosméticos de color.

Formulación

Hair Algorithms: ingenieros del MIT en asociación con Function of Beauty, desarrollaron algoritmos para traducir datos de consumidor en variables de formulación capilar, logrando la máxima personalización en sus productos.

Inteligencia Artificial: Proven desarrolló un método de formulación basado en mega-data. El sistema analiza 8 millones de comentarios de consumidores, 100.000 productos del mercado, 20.000 ingredientes y más de 4000 artículos científicos, con el fin de diseñar la formulación más efectiva.

Eficacia

NASA Skin B: proyecto en la estación espacial internacional que busca entender los mecanismos de envejecimiento de la piel bajo condiciones de estrés espacial, con el fin de diseñar productos antienvejecimiento para futuras tripulaciones.

Folículos bio-impresos: L’Óreal y Poeitis están desarrollando el primer folículo capilar bio-impreso que facilite y mejore la evaluación clínica de productos capilares. 

Packaging

3D Mascara: Chanel lanzó la primera mascara de pestañas cuyo cepillo es fabricado con impresión 3D. Esta técnica les permitió lograr micro-cavidades en las fibras para aumentar la carga de formula y alcanzar mejor desempeño.

Skin bath capsules: empleando la tecnología de Nesspreso, La Roche-Posay ha lanzado las primeras cápsulas para tratamiento facial bajo la ducha, las cuales que liberan los activos con el flujo del agua.

Retail

Realidad Aumentada en Facebook: la empresa de tecnología está trabajando en un software que permita a los usuarios probar maquillaje y tintes capilares directamente en la aplicación, no solo con el fin de crear nuevos “filtros” sino de hacer promoción de productos de marcas aliadas.

QR, RFID, NFC: originarios del mundo farmacéutico y de seguridad, se trata de stickers electrónicos adheridos a los productos con el objetivo de entender hábitos de consumo y sugerir otros productos complementarios de forma automática. El internet de las cosas llevado a la industria de la belleza.

A diario nos encontramos con avances tecnológicos en otros campos, como el nutricional, el farmacéutico y el digital, e inclusive en otros que consideramos más lejanos como el mecánico y hasta el matemático. El éxito del spin-off es abrirnos a estos nuevos mundos y encontrar aquellos elementos que podemos integrar a nuestros proyectos, sin timidez a pensar diferente!

cosmética